¿Qué ha cambiado en la industria del techado en los últimos 30 años?

Algunas cosas nunca cambian, ¿verdad? Como las tejas para techos. Después de todo, aún se fabrican con asfalto y se recubren con gránulos tal como se hace desde hace varias décadas. Los instaladores aún las superponen y las clavan a una plataforma de madera del techo.

Como todos los negocios, la fabricación de tejas asfálticas evoluciona y cambia con el transcurso del tiempo. Las empresas incorporan nuevos productos para ajustarse a las cambiantes tendencias del mercado de techado. tendencias del mercado de techado. Muchas veces se logran mejoras evolutivas y, en algunos casos, revolucionarias. Sin dudas, eso es lo que ha ocurrido con las tejas asfálticas.

Veamos de qué manera algunas tendencias clave de la industria del techado y ciertos cambios en la fabricación de las tejas asfálticas en los últimos treinta años pueden servirle como herramienta para la toma de decisiones a la hora de elegir las tejas asfálticas adecuadas para su techo nuevo.

¿Cuáles son las tendencias tecnológicas en relación con las tejas y el techado?

El término «tecnología» suele asociarse con los sectores de informática y telecomunicaciones; sin embargo, en las últimas décadas, los fabricantes de tejas para techos han desarrollado y adoptado algunas tecnologías sorprendentes en sus procesos.

En los «viejos tiempos», las tejas laminadas de varias capas debían fabricarse de forma artesanal, a mano. Pero, para poder cumplir con las crecientes demandas de los propietarios, los fabricantes tuvieron que diseñar procesos que les permitieran elaborar productos de techado laminados en líneas de producción.

¿El resultado? Las tejas laminadas actualmente vienen con diseños mucho más elaborados y formas o perfiles de alta definición, además de mejores combinaciones de colores. Incluso puede darle a su techo el lujoso aspecto de las tejas de pizarra natural o los listones de cedro genuinos, sin los inconvenientes o los gastos que implican estos materiales.

Las tejas Royal Estate de IKO son un excelente ejemplo del uso de técnicas de fabricación modernas para producir tejas laminadas más definidas y con mayor contraste que imitan el aspecto de las tejas de pizarra natural. 

La incorporación de sistemas controlados por computadora en las plantas de fabricación de tejas ha mejorado en gran medida la uniformidad de los productos en cuanto al uso de materias primas, el peso de las tejas, el control de las dimensiones de los productos y el aspecto.

Gracias a controles similares en el sistema de aplicación de gránulos, los fabricantes ahora pueden hacer que sus combinaciones de colores no solo sean más variadas, sino también más fáciles de reproducir; de este modo, se logra una mayor coherencia que ayuda a reducir los problemas de aspecto del techo.

Con el tiempo, todas estas mejoras en el proceso de fabricación de tejas han permitido aumentar considerablemente la velocidad y eficiencia, así como brindar un mejor producto a precios más económicos. Esto es un gran logro tanto para los fabricantes como para los propietarios.

Adiós a lo viejo; bienvenido lo nuevo

Las tejas asfálticas originalmente se fabricaban sobre un material de base elaborado con paños de algodón. Con el tiempo, esta base de paños cedió su lugar a refuerzos de celulosa fabricados con papel reciclado, cartón y fibras de madera.

Hacia fines de la década de 1970 y comienzos de la de 1980, las tejas para techos comenzaron a fabricarse sobre una manta de fibra de vidrio reforzada. Los diseños de tejas entretejidos desaparecieron del mercado y dejaron su lugar a las nuevas tejas laminadas, más fáciles de instalar.

En ese momento, los fabricantes también incorporaron tejas asfálticas con características mejoradas, como gránulos que contienen aditivos resistentes a las algas. Estos gránulos, con un diseño especial, fueron una innovación importante, ya que ayudaron a inhibir el crecimiento de algas azul-verdosas que pueden ocasionar vetas y manchas inofensivas, pero desagradables.

Actualmente, la mayoría de las tejas asfálticas se fabrican con estos gránulos resistentes a las algas. Si esta es una característica importante para un techo nuevo en su zona, busque la frase «resistente a las algas» o la sigla «AR» en la marca que piense utilizar.

Con los años, también se desarrollaron e incorporaron estabilizadores de rayos UV especiales para lograr que el color de las tejas fuera más firme, de modo que estas mantuvieran un aspecto y rendimiento perfecto por más tiempo.

En respuesta a las demandas de los instaladores de techos, los fabricantes crearon tejas laminadas con zonas más amplias para la colocación de clavos. De este modo, se simplificó y agilizó la instalación. Además, se obtuvo mayor precisión a la hora de colocar los clavos, para ayudar a lograr mayor resistencia al viento y, al mismo tiempo, reducir la cantidad de clavos utilizados.

Algunos fabricantes de tejas asfálticas, incluido IKO, también comenzaron a producir tejas de un tamaño más grande. Esto no solo agiliza la instalación; la mayor exposición también puede aumentar el atractivo de la vivienda

Las tejas asfálticas Dynasty® de IKO cuentan con un área para clavar más amplia, denominada «ArmourZone», que les permite a los instaladores contar con un objetivo más grande y fácil de golpear. Se muestra la combinacion de colores: Glacier.

En algunos casos, las innovaciones en la fabricación de tejas asfálticas se originaron a raíz de factores externos.

Hoy, muchas tejas cuentan con una calificación de resistencia a impactos probada por entidades independientes, que les permite a los propietarios reducir el costo de su póliza de seguro para el hogar. Es importante comprender que esta calificación no implica una garantía limitada de ningún tipo; sirve únicamente para obtener un descuento en el seguro del hogar, de estar disponible esa opción. Solicite más información a su agente local.

Otro factor externo que ha impulsado la innovación en la fabricación de tejas asfálticas es el crecimiento de la conciencia ambiental. Las inquietudes de los propietarios en relación con los costos energéticos y su huella de carbono han dado lugar a la creación de leyes que influyen en la industria del techado en algunas zonas.

Otros avances de la industria

Junto con los cambios y avances en los productos de tejas asfálticas y su proceso de fabricación, también han mejorado los accesorios para techos y otros materiales de techado relacionados.

Por ejemplo, las acumulaciones de hielo son un fenómeno que amenaza los techos de las regiones del norte desde hace años. Antes, para lograr una mayor protección contra las filtraciones debajo de las tejas en el área del alero del techo, se utilizaba una mezcla compleja de recubrimientos de fieltro y cementos asfálticos.

Sin embargo, en la generación más reciente, los fabricantes han incorporado membranas autoadherentes de protección contra el agua y el hielo que permiten proteger el techo de las acumulaciones de hielo mediante un proceso sencillo de un solo paso. Posteriormente, estos productos de techado también se adaptaron para crear tapajuntas para los vértices y las penetraciones del techo a fin de proteger otras áreas críticas.

En la parte más alta del techo, las cumbreras solían taparse manualmente. Los techadores tenían que cortar las lengüetas de las tejas a mano, una tarea que llevaba mucho tiempo y trabajo e implicaba un desperdicio de material. Con el tiempo, esto fue evolucionando hasta llegar a la creación de tejas especiales para cumbreras y limatesas.

Estas tejas complementarias permiten ahorrar mano de obra y vienen en distintos tonos para combinar con las tejas asfálticas utilizadas en el resto del techo o resaltarlas. Algunas están elaboradas y diseñadas para proporcionar un perfil más alto, que aporta más dimensión y un aspecto impactante a la línea del techo. Además, como ya no es necesario realizar cortes, no quedan restos de material sobrante desparramados, lo que les permite a los techadores mantener el área de trabajo en su propiedad más ordenada y limpia.

Las tejas de cumbrera Ultra HP de IKO, fabricadas de forma especial, están diseñadas para proporcionar una alternativa de alta calidad al uso de tejas cortadas para proteger esta importante área del techo. 

También ha habido avances en los materiales utilizados debajo de las tejas. Los recubrimientos tradicionales de fieltro saturado con asfalto se siguen comercializando y se utilizan con frecuencia; sin embargo, los recubrimientos sintéticos han ganado popularidad rápidamente desde su introducción en el mercado hace unos quince años.

Los recubrimientos sintéticos ofrecen varias ventajas, por ejemplo, peso liviano, mayor área por rollo y mejor resistencia al agua antes de la instalación de las tejas, así como una superficie antideslizante que brinda mayor seguridad.

Hay un último cambio pequeño, pero importante, en las tejas que puede notar mucho antes de que estén instaladas. Hace treinta años, la mayoría de las tejas asfálticas comercializadas llegaban al patio del distribuidor o a la obra envueltas en papel o cartón.

Lamentablemente, si el paquete de tejas se mojaba o estaba expuesto a los factores climáticos mientras se encontraba almacenado al aire libre, ese envoltorio tendía a deteriorarse. Ahora, la mayoría de los fabricantes envuelven los paquetes de tejas con una película de plástico, que mantiene su integridad por mucho más tiempo.

Instalación

Instalar tejas es un trabajo difícil que, en general, es mejor reservar para los profesionales. Los profesionales han aportado algunas innovaciones propias para facilitar la instalación y hacerla más eficiente.

Una de las tareas más difíciles en los «viejos tiempos» era subir los pesados paquetes de tejas por la escalera hasta el techo. Hoy en día, muchos techadores eligen que las tejas se entreguen directamente arriba del techo, para acelerar el trabajo y reducir la mano de obra necesaria.

Los contratistas de techado modernos con experiencia aún tienen los antebrazos bien fornidos, pero ahora gran parte de esos músculos provienen de utilizar pistolas de clavos. La mayoría de los techadores coinciden en que las herramientas neumáticas, cuando se utilizan de manera correcta y segura, permiten instalar el techo de forma más eficiente y rápida (¡aunque algunos techadores de la vieja escuela de clavado manual defienden con la misma pasión el uso de un antiguo martillo de techador!).

Raymond McNulty, asesor sénior de IRC Building Sciences Group, cuenta: «Al haber participado en la industria de las tejas, o sectores relacionados, desde 1973, he visto muchos cambios que contribuyeron a lograr avances y mejoras dentro de la industria».

«Entre esos cambios, se encuentra la incorporación de las tejas laminadas, cuyo uso ha crecido sistemáticamente hasta el punto en que hoy dominan el mercado. Además, el proceso de fabricación ha mejorado para poder producir cantidades más grandes con mayor rapidez que hace apenas quince o veinte años».

Si bien ha habido numerosos avances en la industria de las tejas asfálticas, algunos principios fundamentales se mantienen, como la importancia y el valor de contar con una ventilación adecuada en el ático y la necesidad de respetar siempre las instrucciones de instalación del fabricante de las tejas.

Mientras la industria sigue creciendo y mejorando, es muy probable que las tejas asfálticas continúen siendo el material de techado más elegido en América del Norte en el futuro previsible, gracias a su durabilidad y bajo costo.

Para obtener más información acerca de las ventajas de las tejas asfálticas y la elección de las tejas correctas para su hogar, visite nuestra página de tejas para techos a fin de conocer las opciones y posibilidades de diseño.

Location set to view all.

IKO manufactures products for specific areas in North America.
To ensure we feature the products available in your area, please select your country and state/province.
or
NOTE: Not all products featured will be available in your area.