El Asfalto Domina

Las tejas asfálticas siguen siendo la opción de techado más popular en América del Norte y también se encuentran en los techos de muchos otros países de todo el mundo. Más allá del color y el estilo, todas se fabrican básicamente de la misma manera, en un proceso con una red continua en el que se utiliza una breve lista de materias primas clave. Entonces, ¿qué contiene exactamente una teja asfáltica?

1. Fibra de vidrio

Como se mencionó anteriormente, en el proceso de fabricación, se utiliza una lámina o red continua que sirve como base sobre la cual se aplican el asfalto y los demás materiales. Las tejas asfálticas están reforzadas con una manta de fibra de vidrio, elaborada con fibras de vidrio de una longitud y un diámetro específicos, que se unen mediante el uso de aglutinantes y resinas estables. En la planta de fibra de vidrio, se forman rollos grandes de fibra, que luego se «desenrollan» al comienzo del proceso de fabricación de las tejas.

2. Asfalto

El asfalto es el principal ingrediente resistente al agua de las tejas. El asfalto utilizado es un producto final del refinamiento del petróleo y, aunque tiene un origen similar al del asfalto para carreteras, se procesa hasta lograr un nivel de dureza mayor, necesario para garantizar el buen rendimiento de la teja asfáltica. El asfalto para techado debe «oxidarse» mediante el paso de aire por el asfalto caliente a fin de aumentar su viscosidad. Sin embargo, el proceso de incorporación de aire debe ser preciso: si se utiliza demasiado, las tejas pueden resultar frágiles; si se utiliza muy poco, pueden quedar muy blandas y tender a rayarse cuando se las instala en climas cálidos. Se mezcla un polvo mineral delgado con el asfalto para mejorar la resistencia a los factores climáticos y permitir que la capa de tejas instalada cumpla con los más altos estándares de resistencia a incendios. Este «revestimiento» asfáltico fortificado con minerales se aplica en la parte superior e inferior de la manta de fibra de vidrio.

3. Gránulos

El aspecto más visible de las tejas asfálticas es la superficie de gránulos de piedra. Se trituran piedras duras con determinadas propiedades físicas, y los fragmentos se tamizan para cumplir con especificaciones exactas respecto del tamaño de los gránulos. En la parte de la teja que no queda visible, los gránulos se aplican tal como están, en su estado natural del color de la piedra. Para la parte de la teja que queda expuesta, los gránulos se procesan mediante la cocción de la cerámica a fin de darles diversos colores duraderos. Algunas tejas cuentan con gránulos resistentes a las algas, que ayudan a inhibir la descoloración causada por las algas azul-verdosas. Además, pueden utilizarse gránulos especiales «reflectantes» para fabricar tejas que reflejen un mayor porcentaje de la energía calórica del sol. Los códigos de algunas regiones exigen ese tipo de tejas.

Vista en primer plano de los gránulos cerámicos, una parte fundamental de cómo están hechas las tejas.

Para unir las tejas en el techo, se aplican puntos de un sellador asfáltico activado por calor a las tejas (en algunas tejas, el sellador se coloca en la parte superior y en otras, en la parte inferior). Si las tejas son laminadas con varias capas, como la mayoría de las tejas instaladas actualmente, se utiliza un material similar, denominado «laminador», para adherir las capas de las tejas entre sí al momento de la fabricación. La capa superior de una teja laminada típica se conoce como «diente de dragón», ya que se asemeja al aspecto de un diente de gran tamaño; la capa inferior se conoce como «cuña». Estos adhesivos asfálticos están diseñados especialmente para garantizar que se activen en los rangos de temperatura deseados y que mantengan su poder de unión durante el riguroso proceso de instalación de las tejas en el caso del laminador, así como durante vientos u otros factores adversos a los que está expuesto el techo.

4. Sellador

Dado que el revestimiento de asfalto de la teja ya es de por sí un material pegajoso, es necesario cubrir la parte inferior del producto con algo que evite que las tejas se adhieran a los rodillos utilizados en el proceso de fabricación, así como que se peguen unas con otras en el paquete. En la industria del techado, este material se conoce como «revestimiento posterior». Si observa la parte posterior de una teja asfáltica, podrá ver fácilmente de qué se trata: un polvo mineral delgado, a menudo obtenido de rocas tipo caliza o arena fina.

Mike Anderson, gerente de control de calidad, investigación y desarrollo de IKO Industries, explica: «Aunque constituyen una parte muy pequeña del peso de las tejas, los adhesivos selladores y laminadores son fundamentales para el rendimiento de la teja y, por consiguiente, de todo el sistema de techo instalado. Es por eso que IKO sigue realizando grandes esfuerzos de investigación continuos para garantizar que sus adhesivos selladores y laminadores estén diseñados para lograr una fuerza óptima. Cada planta de fabricación de IKO procesa sus propios adhesivos en forma interna siguiendo una receta controlada que asegura un nivel máximo de adherencia en un rango más amplio de temperaturas. Las tejas de IKO están diseñadas para cumplir, al momento de la fabricación, con los más altos estándares de la industria»

5. Película de liberación

El componente final de una teja asfáltica es un elemento que solía causar algo de confusión en la comunidad de techadores aficionados. Anteriormente, se mencionaron los pequeños puntos de sellador asfáltico que, con suficiente calor solar, harán que las tejas se unan entre sí. Cuando los paquetes de tejas están almacenados al aire libre en verano o en un depósito caluroso, ¿qué evita que el sellador se active en forma prematura y haga que las tejas se peguen unas con otras dentro del paquete? Un material conocido como «película de liberación». Luce como una cinta plástica brillante de aproximadamente una pulgada de ancho, casi siempre ubicada en la parte posterior de las tejas. La película de liberación solo hace su trabajo mientras las tejas están en el paquete. Una vez que están instaladas, la película no cumple absolutamente ninguna función y simplemente queda en la parte posterior de la teja. Sin embargo, si se la retira (una tarea que muchas veces resulta complicada porque no está diseñada para extraerla), la capa de revestimiento asfáltico de la teja que está debajo naturalmente se ve de color negro brillante y es un poco pegajosa. Por eso, durante muchos años, algunos instaladores novatos pensaban que debían retirar la película de liberación para dejar expuesto el sellador necesario para que las tejas se adhirieran al techo; sin embargo, eso simplemente no es verdad.

Entonces, aunque la lista de materias primas que componen las tejas asfálticas, es breve, cada una cumple un propósito fundamental. Se seleccionan, procesan y diseñan para que juntas formen un material de techado que, peso por peso, se encuentre entre las opciones de mejor valor disponibles.

Location set to view all.

IKO manufactures products for specific areas in North America.
To ensure we feature the products available in your area, please select your country and state/province.
or
NOTA: No todos los productos mostrados estarán disponibles en su región.