Tragaluces

Un tragaluz puede hacer maravillas prácticamente en todas las habitaciones de una vivienda, pero debe elegir el que resulte más adecuado para sus necesidades específicas. ¿Quiere un tragaluz para recibir más luz en una habitación o busca añadir más altura al cielo raso y un detalle arquitectónico? ¿O quiere agregar valor a su vivienda antes de ponerla a la venta?

Adquirir un tragaluz puede resultar abrumador debido a su gran variedad. Hay diferentes tipos, estilos y métodos de instalación. Además, existe una amplia variedad de tipos de vidrios, glaseados, cubiertas y tonos. Esta guía le mostrará todas las opciones, y sus pros y contras.

Pros y contras de los tragaluces

En general, los tragaluces tienen muchas ventajas. Pueden hacer que una habitación se vea más grande, que aquellas que son oscuras reciban más luz y también ayudan a ventilar los ambientes húmedos. Los tragaluces en el techo también contribuyen a añadir detalles arquitectónicos y de estilo.

Aun así, también pueden resultar un dolor de cabeza. Los tragaluces de baja calidad pueden hacer que los rayos ultravioletas dañen los muebles y pisos, o pueden generar reflejos. Todos los tragaluces en techos hacen que se pierda un poco de calor, ya que se perforan en la plataforma del techo. De hecho, éstos liberarán más aire acondicionado que una ventana del mismo tamaño. Incluso un tragaluz bien instalado a veces puede ocasionar condensación o filtraciones. Pero hay muchas maneras de evitar estos problemas, una de ellas es eligiendo el tragaluz que es adecuado para su hogar y asegurándose de que se instale correctamente.

Los tres tipos de tragaluces

Lo primero a elegir es el tipo de tragaluz. Los fijos y los de ventilación son muy similares, pero los tubulares ofrecen una experiencia totalmente diferente

Tragaluces fijos

Son los típicos, similares a ventanas pero que no se abren. Proporcionan luz y una hermosa vista del cielo u otro paisaje. Generalmente se instalan en un cielo raso alto, fuera del alcance. Dado que no se abren, no permiten controlar la humedad de una habitación.

Tragaluces con ventilación

Los tragaluces con ventilación se ven como los fijos, pero pueden abrirse (manual o electrónicamente). Por lo tanto, son una buena opción cuando la condensación o el exceso de humedad es un problema. Por ejemplo, pueden proporcionar control de la humedad en ciertas habitaciones. También pueden funcionar como salidas de emergencia si son de fácil acceso y cumplen con los códigos de construcción. Pero los tragaluces con ventilación tienden a ser más caros que los fijos.

Tragaluces tubulares

Los tragaluces tubulares, también conocidos como tragaluces solares, no son los tradicionales que parecen ventanas. Son tubos largos que atrapan y reflejan la luz en el interior de la vivienda. Por lo tanto, son ideales para espacios pequeños, como baños, pasillos y armarios. También son más sencillos de instalar, especialmente cuando los áticos o el techo tienen muchos cables o ventilaciones que los oscurecen, ya que pueden colocarse entre dichas obstrucciones.

Los tragaluces solares tienen reguladores de la intensidad de la luz. Pueden tener extractores de aire para ayudar a controlar la humedad. También pueden tener un filtro para frenar los rayos ultravioletas. Este tipo de tragaluces es una buena opción en aquellos casos en los que la privacidad es una prioridad, pero no proporcionan una vista al exterior, como los tragaluces estilo ventana.

Tragaluces que se montan en la plataforma contra los que tienen un montaje incorporado

Si bien estos dos métodos de instalación pueden parecer delicados, tienen un gran impacto en el tragaluz una vez colocado. Básicamente, la diferencia entre ellos es que el que se monta en la plataforma queda a nivel del techo, mientras que el otro sobresale debido al montaje.

Tragaluces montados en la plataforma

El armazón de un tragaluz montado en la plataforma se coloca directamente sobre ésta. Estos armazones son de aluminio extruido o de acero galvanizado, el cual debe ser conectado al resto del techo por un techador profesional.

Tragaluces con montaje incorporado

Este tipo de tragaluz es una mejor opción para evitar filtraciones. Permiten mayor flexibilidad en tamaño y pueden ofrecer un área de vidrio mayor que el tragaluz que se monta en la plataforma en el mismo hueco. Por lo tanto, pueden ser más luminosos, pero también más costosos.

Los montajes pueden construirse in situ o los puede proporcionar el fabricante del tragaluz. En cualquier caso, el montaje debe tener una pared doble y estar aislado para conservar el calor en la vivienda.

La Asociación Nacional de Contratistas de Techado* recomienda utilizar montajes lo suficientemente altos como para permitir un mínimo de 4 pulgadas de tapajuntas verticales en todos los laterales. Si el tragaluz está instalado en un techo de poca inclinación, el montaje debe ser aún más alto, para permitir 8 pulgadas de tapajuntas. Si se utilizan los montajes provistos por el fabricante del tragaluz y éstos no son lo suficientemente largos, el profesional de techado tendrá que extenderlos.

Además, el tubo del montaje puede moldearse con diferentes finalidades. Un tubo recto mantendrá la luz centrada en un área y puede utilizarse para destacar un elemento especial de la vivienda. Por ejemplo, el tragaluz que se ve más abajo tiene como función destacar la tina.

Un tubo con forma de campana se utiliza para dispersar la luz natural en todo el espacio. Y uno angulado, que puede usarse para captar la luz en un momento determinado del día, permite que el tragaluz esté en otro punto que no sea el techo. Por ejemplo, puede estar doblado hacia abajo, en el lado oeste de la vivienda, para captar más luz en la noche.

Estilos de tragaluces para techos

El estilo de un tragaluz se refiere a su forma y a cómo está dispuesto el vidrio. Hay estilos básicos y abovedados. Los básicos son tragaluces para techos planos que no sobresalen del techo a menos que estén en un montaje. Esto puede ayudar a que el aspecto exterior de su vivienda mantenga su uniformidad. También proporcionan más luz que los estilos abovedados.

En contraste, los estilos abovedados siempre sobresalen del techo y suelen ser más costosos, ya que requieren más vidrio. Los tragaluces abovedados pueden ser un elemento arquitectónico espectacular, pero si no se eligen bien, pueden desmerecer el aspecto de su vivienda o de su vecindario.

Cuando considere estos estilos de tragaluces, tenga en cuenta cuáles le gustan más, y cuáles se verán mejor según el estilo de su vivienda.

  • Tragaluces para techos planos: Son planos y siguen la inclinación del techo. Pueden estar sobre montajes para no interferir con la línea del techo.
  • Tragaluces redondos: Desde el interior de la vivienda se ven redondos, pero son planos vistos desde afuera. Pueden montarse en la plataforma o estar sobre montajes. No son muy comunes y pueden lucir fantástico.
  • Tragaluces tipo cúpula: Se proyectan hacia arriba en una cúpula. Suelen ser rectangulares, vistos desde el interior, pero también pueden ser redondos. Normalmente, este tipo de tragaluces es de acrílico (plexiglás), lo que los hace muy resistentes al granizo cuando tienen forma de cúpula. La ventaja de este estilo de tragaluz es que son de bajo costo. Pueden utilizarse en techos planos* también.
  • Tragaluces que se extienden a ambos lados: Son a dos aguas y se colocan para que queden a horcajadas del punto más alto del techo. Casi siempre están montados en la plataforma para lograr su aspecto único. La ventaja de este tipo de tragaluces es que tienen el aspecto de una cúpula desde el interior, sin afectar el aspecto de la línea del techo desde el exterior.
  • Tragaluces poligonales: son los tragaluces planos para espacios irregulares, como octágonos, hexágonos, triángulos u otras formas especiales. Los tragaluces poligonales brindan un aspecto muy dramático.
  • Tragaluces piramidales: Los tragaluces abovedados clásicos, tienen una base cuadrada o rectangular y se proyectan hacia arriba para adquirir una forma piramidal. Los paneles de vidrio se unen en una limatesa. Este tipo de tragaluces crea una impresión desde el punto de vista arquitectónico, pero suelen captar menos luz que un tragaluz básico del mismo tamaño.

Tragaluces para techos farol/invernadero: En el pasado, los techos “farol” se utilizaban para iluminar una vivienda o un edificio. Consistían en un cuadrado que sobresalía del techo, con ventanas en los laterales, y un techo normal encima.

  • Tragaluces abovedados poligonales: Tienen un estilo abovedado, pero con una forma octagonal, hexagonal u otra base de aspecto único.

En la actualidad, los techos “farol” pueden tener la parte superior de vidrio para un aspecto único y aún más luz. Sin embargo, lucen mejor en viviendas históricas.

  • Tragaluces abovedados poligonales: Tienen un estilo abovedado, pero con una forma octagonal, hexagonal u otra base de aspecto único.
  • Tragaluces abovedados en forma de barril: En vez de sobresalir y crear una cresta, tienen un vidrio curvo en la parte superior. Cada extremo tiene que tener piezas de vidrio semicirculares para soportar el peso del vidrio curvo. Esto crea el aspecto de un barril. Los tragaluces abovedados en un cuarto de su superficie son muy similares, pero tienen un cuarto de círculo de vidrio para las partes de los extremos.
  • Todos los tipos de tragaluces pueden colocarse en tándem, o en una sola hilera, sin espacios entre ellos. Por supuesto, casi el mismo aspecto puede lograse si se instalan tragaluces uno al lado del otro con espacio suficiente para una viga entre ellos

O puede colocar varios tragaluces siguiendo un diseño de grupos.

Tipos de tragaluces de vidrio

El tipo de tragaluz que elija determinará cuán durable es. Cada tipo de vidrio puede tener características y tratamientos para evitar los rayos ultravioletas, lograr un mejor aislamiento y mejorar el desempeño general. Explicaremos rápidamente cada tipo de vidrio y luego hablaremos de las características de cada uno.

  1. Plexiglás: Técnicamente, no es una forma de vidrio; es acrílico y también se conoce como poliglás. Es un material robusto y liviano a tener en cuenta porque no es nada costoso; pero tiene algunas contras. El acrílico se rayará si lo golpean residuos o granizo. Permite que pasen más rayos ultravioletas que otros materiales para tragaluces, y estos rayos son el principal causante de la pérdida de color en muebles y pisos. La misma exposición a los rayos ultravioletas desgastarán el acrílico, y eventualmente, éste puede quebrarse.
  2. Tragaluces de vidrio templado: el vidrio templado es resistente a los rayones y es tratado para ser más fuerte también. Pero, si se quiebra, se hace añicos en virtualmente, miles de gránulos inofensivos. Al no crear fragmentos grandes, el vidrio templado es más seguro. También aísla los ruidos mejor que el acrílico.
  3. Tragaluces de vidrio laminado: El vidrio laminado tiene una delgada capa de butiral de polivinilo o de etilvinilacetato entre dos capas de vidrio templado. Por lo tanto, si el vidrio se quiebra, los gránulos del vidrio templado tienden a mantenerse dentro de la capa central, reduciendo las posibilidades de que fragmentos de vidrio templado caigan en la vivienda. Los tragaluces de más alta calidad tendrán vidrio laminado, pero suele ser la opción más costosa.

Todos estos materiales para tragaluces pueden ser de grosor simple, doble o triple. A veces esto permite funciones únicas, como aislamiento de gas.

Funciones del vidrio

  • Relleno de gas: Entre dos capas de vidrio, un fabricante puede insertar un gas inerte que ayuda al aislamiento. El kriptón y el argón son dos gases típicos que se usan para este fin. El argón aísla mejor, pero es más costoso que el kriptón. Rellenar con gas xenón es posible, pero normalmente solo se utiliza en vidrio comercial. El valor real mide el aislamiento del tragaluz, cuanto más alto, mejor.
  • Capas de baja emisividad: Estas capas agregan eficiencia energética sin oscurecer el vidrio (a diferencia de algunos glaseados). Cuanto más bajo es el valor de rayos ultravioletas, menos calor pasa a través del vidrio.
  • Glaseado: Existen varios tipos de glaseado, el cual puede sombrear los tragaluces cuando el reflejo es un problema. Los tipos de glaseado disponibles variarán según el fabricante, pero cuanto más oscuro es el glaseado, menos luz pasará. El coeficiente de sombreado mide cuánta luz puede pasar a través del tragaluz; cuanto más bajo es el valor, menos luz el tragaluz deja pasar y más sombra proporciona.

Otros tipos de recubrimiento pueden estar diseñados para reducir los ruidos, la condensación y los rayos ultravioletas. Un fabricante de tragaluces puede colocar varias de estas capas. A menudo, los rayos ultravioletas son la principal preocupación de los propietarios de viviendas porque la exposición a estos rayos con el tiempo arruina los muebles y pisos. Si usted conoce el valor de bloqueo de rayos ultravioletas del vidrio (un porcentaje de los rayos ultravioletas que se bloquea), puede compararlo con diferentes recubrimientos.

Tragaluces y el daño ocasionado por el granizo

Si bien los fabricantes de vidrio continúan haciendo progresos en la resistencia a los impactos, el granizo sigue siendo un reto. El Plexiglás es la peor opción en cuanto a resistencia al granizo, ya que puede rayarse y quebrarse con más facilidad que el vidrio. El vidrio templado y el laminado resiste el granizo pequeño y mediano bastante bien, pero siempre existe la posibilidad de que granizo muy grande rompa el tragaluz. Cuando esto sucede, reemplazar o reparar el tragaluz son las únicas opciones.

Pero la reparación de un tragaluz no tiene por qué resultar costosa. Algunos fabricantes de tragaluces ofrecen garantías que cubren daños ocasionados por granizo, y algunos seguros para el hogar, pueden proporcionarle una protección adicional.

También puede utilizar fundas para cubrir los tragaluces y protegerlos del granizo. Por ejemplo, las jaulas de alambre pueden proteger los tragaluces acrílicos, pero arruinan la vista. Lo ideal es que las fundas sean producidas por el fabricante para que no anulen la garantía general del producto.

Fundas y jaulas para tragaluces

Los tragaluces de acrílico pueden beneficiarse de las jaulas de alambre para evitar daños causados por el granizo, y son útiles para la seguridad en general.

En vez de evitar los daños, las fundas para tragaluces están diseñadas para limitar el reflejo o los rayos ultravioletas. Estas fundas pueden estar hechas con diversos tipos de tejidos y envuelven la parte exterior del tragaluz.  Son la mejor opción para los propietarios de viviendas que quieren tener siempre puestas las fundas, ya que hay que llamar a un profesional para colocarlas y para quitarlas.

Para poder ajustar las fundas, puede utilizar persianas y pantallas. Son para el interior del tragaluz, como en una ventana, pero pueden operarse con un motor o simplemente a mano. A diferencia de las jaulas de alambre y de la mayoría de las pantallas de tragaluces, las persianas y pantallas pueden ofrecer privacidad total. Pero no ayudan a proteger el exterior del tragaluz de daños.

Según el fabricante que elija para las persianas, podrá optar por una amplia variedad de colores y materiales.

Condensación en el tragaluz para techos

La condensación en el tragaluz puede ocurrir entre las capas de vidrio o en su superficie. Aparece en la forma de pequeñas gotas de agua, que pueden afectar su vivienda y causar daños. Como la condensación es causada o empeora cuando en una vivienda hay humedad excesiva, utilizar un deshumidificador, hacer circular el aire instalando un ventilador o simplemente abriendo una ventilación en el tragaluz puede ayudar a resolver el problema.

Vidrios de baja calidad y los climas fríos también pueden causar o empeorar la condensación. En cualquier caso, el vidrio es demasiado frío comparado con la temperatura interior, y los vapores en el aire naturalmente se acumulan y licuan en el vidrio. La única solución es reemplazar el tragaluz por un vidrio que tenga un alto valor real, o por un tragaluz con canaletas para la condensación.

Si la condensación aparece entre las capas de vidrio, esto puede ser un indicio de que el sellador se quebró y necesitará reparación. Si bien algunos propietarios de viviendas pueden sentirse tentados a intentar sellar el tragaluz con calafateo, esa no es la solución ideal. Si el sellador no se repara para que funcione correctamente, la condensación puede comenzar a filtrarse en la estructura del techo, causando un daño aún mayor. Lo que debería hacer es contactar a un techador profesional para que examine el origen de la condensación y proporcione una solución a largo plazo.

Filtraciones en los tragaluces para techos

A veces, lo que parece una condensación es, en realidad, una filtración. Lamentablemente, muchos especialistas en tragaluces no comprenden la función de un techo del modo que un profesional de techado certificado de IKO lo hace. Por eso, usted siempre debería contratar a un techador profesional para instalar al menos los tapajuntas alrededor del tragaluz, pero idealmente todo el tragaluz. Asegúrese de elegir cuidadosamente a su contratista de techado.

¿Los tragaluces aumentan el valor de una vivienda?

Si bien usualmente los tragaluces para techos aumentarán el valor de una vivienda, si éstos son la inversión adecuada para la suya, depende de una variedad de factores. Si tiene el presupuesto suficiente para instalar profesionalmente un tragaluz de calidad, los potenciales compradores verán a ese tragaluz como un valor. Si el tragaluz ya presenta problemas para cuando venda su vivienda, será una carga.

Según la Oficina del Consumidor*, instalar tragaluces suele ser menos costoso que muchas otras mejoras en las que usted tal vez invierta, como instalar una tarima y cambiar las mesadas, muebles o pisos de la cocina. Pero hay cosas que puede hace para mitigar el costo de su tragaluz.

Los estadounidenses pueden aprovechar un crédito fiscal federal, que se aplica a los tragaluces solares. Este crédito recientemente se extendió hasta 2021. El fabricante tendrá que confirmar si su elección califica para el programa, pero busque tragaluces con un componente solar, como persianas o ventilaciones. Conserve su recibo de compra, (y una copia de la garantía del fabricante), y envíela con el formulario 5695 de IRS para recibir un crédito fiscal de 30%

Otro factor para reducir costos es optar por múltiples tragaluces más pequeños, que pueden colocarse entre las vigas y correas, en vez de hacer cambios estructurales en el techo para instalar un tragaluz grande. Los que tienen forma de cúpula son asequibles y lucen fantásticos de a dos. Múltiples tragaluces pueden crear un bonito efecto simétrico, como se ve más abajo.

Por supuesto, si el tragaluz va a realmente aumentar el valor de su vivienda también dependerá de su aspecto y si éste es del gusto de los potenciales compradores. Los tragaluces abovedados llaman mucho la atención y también corren más riesgos que aquellos para techos planos. La opción menos riesgosa es un tragaluz tubular solar ya que agrega luz natural sin cambiar el ámbito de una habitación. A todos les gusta la luz natural. Si no puede decidirse, consulte a un agente de bienes raíces para que le cuente qué tipo de tragaluces buscan los compradores en su área.

Si está considerando instalar un tragaluz en su techo, contacte a un profesional de techado certificado de IKO a través de nuestro Localizador de contratistas para que el trabajo se realice correctamente.

*Disponible en inglés solamente.

Location set to view all.

IKO manufactures products for specific areas in North America.
To ensure we feature the products available in your area, please select your country and state/province.
or
NOTA: No todos los productos mostrados estarán disponibles en su región.